Trabajo:Privacidad - Aplicaciones Covid & Conciencia

From FdIwiki ELP
Revision as of 22:15, 21 December 2020 by Juan Carlos Villanueva (Talk | contribs)

(diff) ← Older revision | Latest revision (diff) | Newer revision → (diff)
Jump to: navigation, search

Introducción

Los avances de la tecnología están cada vez más presentes en nuestras vidas. Algunas innovaciones tecnológicas como los smartphones o los ordenadores son de uso cotidiano para prácticamente todos, pero hace no mucho tiempo fueron algo novedoso a la par que desconocido. En la actualidad sucede lo mismo con algo que viene pisando muy fuerte, los Smart Contracts, una nueva forma de contratar que se sostiene sobre una red blockchain y está ligada al uso de criptomonedas. No te dejes abrumar por estos nombres, igual que pasó en su momento con otras tecnologías, seguramente no has oído hablar de ellos, o si lo has oído no sabes muy bien qué son ni cómo funcionan. A continuación te explicamos un poco de qué van todas estas cosas.

Smart Contracts

¿Qué son?

Los Smart Contracts son una alternativa descentralizada, transparente, fiable e inmediata a los contratos tradicionales. Son códigos informáticos que recogen lo pactado entre las partes y que hacen que se cumpla automáticamente, sin demoras, ofreciendo a sus usuarios las mismas o incluso más garantías que por ejemplo las entidades bancarias.

Son preferibles por ser más concisos que los contratos legales, que muchas veces caen en vacíos y ambigüedades (el lenguaje informático es más preciso que el lenguaje natural), por contra son más sofisticados. Por ello hay quién piensa que los informáticos serán los abogados del futuro o quién piensa que se empezará a enseñar programación en las facultades de derecho.

Lo que parece seguro es que los Smart Contracts han venido para quedarse y que tienen mucho que decir a no muy largo plazo.

Características

Las características fundamentales de los Smart Contracts es que son inmutables y automáticos, y por tanto existe la total garantía de que nadie los va a cambiar y se van a ejecutar exactamente lo que el contrato ponga. Así que, mientras las partes estén seguras del contenido del contrato, es imposible que “les den gato por liebre”. Es una máquina ejecutando punto por punto de manera automática lo que se pactó.

Relación con el Blockchain

Los Smart Contracts tienen el respaldo de una red de miles (en algunos casos millones) de ordenadores que almacenan el contrato, en lugar de solamente tenerlo una entidad y quizás las propias partes. Esta no es más que una red blockchain, formada por un conjunto muy grande de ordenadores que almacenan estos datos como cadenas de bloques. Es por eso que se dice que son contratos descentralizados, porque están guardados en muchos sitios diferentes.

Debido a que estas redes blockchain fueron desarrolladas fundamentalmente para permitir y validar transacciones con criptomonedas (monedas virtuales como bitcoin), es habitual que los pagos derivados de estos contratos se hagan con este tipo de monedas. En la actualidad, esta moneda virtual, que no es más que un valor especulado como puede ser el de una acción en bolsa, se puede canjear fácilmente por euros o dólares, de forma que esta no impide la aplicación de estos contratos a transacciones más tradicionales.

Difusión

Una vez estudiamos el tema en cuestión, nos dispusimos a difundir lo máximo posible este novedoso concepto para causar un impacto en la sociedad. Tras un largo proceso de contactar con medios de comunicación, conseguimos finalmente publicar en dos periódicos un artículo sobre Smart Contracts (hemos escrito un artículo distinto para cada periódico). A continuación, adjuntamos los enlaces a dichos artículos:

Además, tenemos un artículo pendiente de publicación en el periódico Levante-EMV. Nos han confirmado que nos realizarán un reportaje sobre el tema y nos lo publicarán, lo cual sería una nueva importante entrada a la lista, que aún tiene posibles candidatos por añadir.

Midiendo el impacto

Si miramos el número de lectores que tienen los medios de comunicación que nos han publicado, podemos hacernos una idea de la cantidad de difusión que hemos logrado. Adjuntamos a continuación una tabla con cifras públicas de lectores y seguidores de estos medios:

Capacidad de difusión de cada medio de comunicación
Número de Lectores Diarios Seguidores en Twitter
clm24.es 25 144 32 000
El Digital De Castilla La Mancha 167 000 22 700
Levante-EMV* 213 000 236 600

Por otro lado, también nos gustaría resaltar que si buscamos Smart Contracts en Google en la pestaña de Noticias (incluso habiendo borrado historial, cookies y demás...), a día de escribir entrada, nuestros dos artículos se muestran los primeros, lo cual estamos seguros que atrae a una buena cantidad de lectores ajenos a los periódicos en cuestión. Adjuntamos una imagen para mostrarlo, aunque animamos a buscar en Google y comprobarlo.

SmartContractsNoticias.jpeg


Además, nuestro artículo también estuvo durante algo más de una semana como noticia destacada, en la pestaña de Todo, justo debajo de la Wikipedia, como mostramos en la siguiente imagen.

SmartContractsTodos.jpeg

Con estas cifras, podemos hacernos una idea del impacto logrado en nuestro proyecto. Sin duda alguna, nos motiva enormemente poder ayudar a difundir un concepto tan novedoso y tecnológico como son los Smart Contracts e informar a la sociedad de lo que el futuro nos depara.

Participantes

Este trabajo fue realizado para la asignatura Ética, Legislación y Profesión durante el curso 2020/21. Formaron parte del proyecto los siguientes participantes:

  • Arturo Acuaviva Huertos
  • Beatriz Herguedas Pinedo
  • Boris Carballa Corredoira
  • Javier Guzmán Muñoz
  • Jorge Villarrubia Elvira
  • Juan Carlos Villanueva Quirós
  • Pablo Hernández Aguado

Estudiantes de Quinto Curso del Doble Grado en Ingeniería Informática y Matemáticas en la Universidad Complutense de Madrid.

Referencias