Difference between revisions of "Trabajo:El kit de la lucha en Internet"

From FdIwiki ELP
Jump to: navigation, search
m (Extras)
m (bot: categorización de trabajos por curso)
Line 156: Line 156:
 
* Ignacio Iker Prado Rujas
 
* Ignacio Iker Prado Rujas
 
* Enrique Ballesteros Horcajo
 
* Enrique Ballesteros Horcajo
 +
 +
[[Categoría:Curso 2015-2016]]

Revision as of 19:58, 25 January 2016

Introducción

El libro "El kit de la lucha en Internet" está escrito por Margarita Padilla, vieja militante del movimiento obrero que se convirtió al activismo en la Red cuando comprendió la potencia que esta tenía para influir en la lucha social. El 18 enero 2016 acudió a la Facultad de Informática de la Universidad Complutense de Madrid como única ponente en la conferencia: "Activismo en Ingeniería Informática".

El libro va dirigido a un público interesado en el activismo online y su historia reciente. Estudia la evolución de este en el mundo a lo largo de su historia*, a través de las tres organizaciones que más relevancia han tenido en España en la lucha en Internet: Wikileaks, Anonymous y Hacktivistas. Mediante un recorrido a través de las acciones más mediáticas de estos grupos, Margarita reflexiona sobre el activismo en la Red y las herramientas que han ido aportando a la lucha por los derechos en el Mundo.

(*) Hasta 2012 que es cuando se publica el libro.

Intención del artículo

Pretendemos concentrar las numerosas referencias que aparecen a lo largo del libro en un artículo completo en el que además se comentarán los principales sucesos narrados en el libro. Además se incorporarán las opiniones de Margarita sobre cada tema. El objetivo es condensar el libro en una lectura con hiperenlaces que permitan ampliar la información que uno prefiera.


Wikileaks

Wikileaks es una organización que en noviembre de 2010 saltó a las portadas de todos los medios de comunicación internacionales por la filtración de correos de las embajadas estadounidenses de todo el mundo, a la que se denominó como Cablegate.

La filtración puso en su contra a Estados Unidos y todos sus aliados. Los días posteriores al Cablegate Wikileaks recibió continuos ataques DDoS que bloquearon sus servidores. Empresas como Amazon, EveryDNS, PayPal, MasterCard, PostFinance y Visa.

Todos estos acontecimientos generaron un gran debate público que aún hoy genera opiniones.

Para Margarita, es sorprendente que las acciones de Wikileaks no tuvieran la repercusión que tuvieron en otros medios en las webs del Canon contrainformativo: Nodo 50, Kaos en la red… Quizá se debiera a que Wikileaks no contó con ellos para la publicación de sus Cables, sino que los publicó en los medios del sistema: El País (España), Le Monde (Francia), Der Spiegel (Alemania), The Guardian (Reino Unido) y The New York Times (Estados Unidos), en lo que ella llama una alianza monstruosa (pero muy efectiva).

Con Wikileaks aparece la necesidad de que otros analicen la información y la acerquen al ciudadano. Margarita lo define como la cesión del control como nodo inacabado que otros completarán. Nacen así páginas como menéame.com, encargadas de analizar la información que presentan organizaciones como Wikileaks y la acercan al ciudadano incluyendo el factor político y subjetivo al que esta organización renuncia.


Un aspecto importante que recalca Margarita es la igualdad en la Red, cuya responsable es la conmutación de paquetes: un avance más importante de lo que se conoce. Abrió internet a todos en igualdad, aportó flexibilidad a la red y mejoró la distribución dando autonomía a cada paquete.

Anonymous

Anonymous para Margarita surgió en las sombras de 4chan. Un foro en el que nada es sagrado y nada está prohibido. Foreros que coordinaban sus ataques a distintas webs a través de 4chan y que ababaron formando una identidad colectiva que les acabaó trascendiendo: Anonymous. Su primer ataque como grupo fue contra la Iglesia de la Cienciología.

Pero cuando llegó a conocerse mundialmente fue con la operación payback que llevó a cabo contra las empresas que fueron expulsando a Wikileaks y Assange de sus servicios.


Aquí puede verse el seguimiento del más famoso, el ataque a PayPal, que fue monitorizado por pandasecurity:

Seguimiento por pandasecurity del ataque a PayPal

La operación payback realmente había comenzado mucho antes contra las leyes del ACTA, en ataques DDoS coordinados de Anonymous y usuarios del foro 4chan.

El más famoso fue contra la MPAA que puede verse momento a momento aquí:

Ataque contra la MPAA

Para Margarita el éxito de Anonymous consiste en su discurso genérico con el que todo el mundo se ve identificado: la lucha por la libertad, la libertad de expresión y la libertad de Internet. Este uso del lenguaje de perfil bajo es el que lleva a tantas organizaciones que tienen grandes diferencias con ellos a simpatizar. Los Derechos Humanos, la defensa de una Sociedad Libre.

Esta ambigüedad deliberada en su discurso va de la mano con la ambigüedad legal en la que se mueve.

La clave del éxito es la autoorganización en tiempo real, que mete en el Kit de la lucha en Internet la potencia de unos orígenes turbios, las dinámicas de botellón, la patada a la tarima y la pregunta sobre cómo se hace un horizonte compartido.

Para Margarita la patada a la tarima es la eliminación de un interlocutor privilegiado sobre el que recae toda la atención, y las dinámicas de botellón son movimientos espontáneos de agregación que pueden desaparecer instantes después.

Bienes inmateriales

Nacen con la revolución digital y son recursos baratos de producir, que no se desgastan con el uso ni con la copia.

Esto los hace abundantes, sin embargo el nacimiento de estos nuevos recursos provoca una lucha por su control y explotación, en un intento por crear una escasez artificial.

Estos bienes no se desgastan, se pueden compartir, se auto-producen, se duplican a coste cero y ganan valor con el uso.

Para Margarita , aunque suene paradójico, pueden ser buenos para terminar con la sociedad de consumo

Hacktivistas.net

Es una organización española de activistas en la red. Saltaron a los titulares por varias campañas en defensa de la libertad en Internet, y en especial por la oposición que hicieron contra la Ley Sinde. Su característica diferenciadora con Anonymous es que no traspasan la frontera legal, sino que su objetivo es moverla, cambiarla, desplazarla y desdibujarla haciendo un trabajo fuerte de deslegitimación.

Una de las primeras actuaciones con las que se dieron a conocer fue una serie de quedadas que organizaron frente a la SGAE para visibilizar que las descargas eran legales en España: en respuesta a una fuerte campaña que pretendía poner una sospecha legal sobre la descarga de música. Hacktivistas avisaba a la policía y a la SGAE de que iban a realizar descargas de música y lo hacían frente a la sede de la SGAE, a la vista de todos, para demostrar que realmente la descarga de música no era ilegal.

Otra de las acciones más famosas de Hacktivistas:

En julio de 2008 el Gobierno español destina 2 millones de euros a luchar contra el P2P, para lo que crea una página ministerial en la que criminaliza la compartición de archivos. Hactivistas lanza una campaña de Google bombing que fue un éxito rotundo, con la que acaban totalmente con esta iniciativa. Hacktivista crea una copia de la página del Ministerio pero en la que defiende sus principios y consigue que su copia aparezca en Google por encima de la original en cualquier búsqueda relacionada con el tema.

Xmailer es una de las grandes armas del activismo en la red. Permite de manera sencilla enviar mails a una lista de correos, de forma que cada ciudadano puede mandar de forma sencilla un mail propio a toda la lista. Se creó contra el llamado Paquete Telecom, una iniciativa europea para regular el tráfico de internet que fue visto como un intento de violar la neutralidad de Red. Gracias a Xmailer se enviaron más de 200.000 correos en 48 horas a parlamentarios europeos, cada correo enviado desde una cuenta distinta y con un mensaje diferente en el que cada ciudadano daba su opinión sobre el Paquete Telecom.

Pero la mayor visibilización de Hacktivistas en España se produjo con motivo de la aprobación de la Ley Sinde. Con los votos a favor de PP, PSOE y CiU se aprobó esta ley que permitía cerrar páginas web a una comisión ministerial previa autorización de los Juzgados Centrales de lo Contencioso Administrativo.

En definitiva esta ley permitía cerrar páginas web sin orden judicial, por vía administrativa. La campaña de Hacktivistas comenzó con la publicación de un manual para aprovechar los resquicios legales para saltarse la ley: Manual de desobediencia a la Ley Sinde.

Y con motivo de la aprobación de la ley, a finales de 2009 lanzó una campaña para que las webs que quisieran incorporasen un buscador que las convirtiese en objetivos de cierre, sin que el buscador interfiriese en el funcionamiento de estas. Más de 1200 webs se adhirieron a esta campaña, y cuando la SGAE proporcionó al Ministerio una lista con las 200 webs que a su modo de ver infringían la ley, Hacktivistas proporcionó a modo de protesta la lista de estas 1200 webs que infringían la normativa.

En noviembre de 2010 además utilizaron de nuevo Xmailer para protestar contra la Ley Sinde fijando como objetivo los correos de los parlamentarios responsables de su aprobación. Los parlamentarios y sus equipos se vieron sobrepasados por los correos ciudadanos recibidos, incapaces de reaccionar al cambio de paradigma que se había producido.

Además, tras el Cablegate de Wikileaks -que reveló presiones de la embajada estadounidense para aprobar esta ley- , aumentó la legitimidad de estas acciones lo que hizo que se viesen apoyados por una mayor parte de la ciudadanía española.

El software libre, la neutralidad política y Egipto

En la normalidad no es necesaria una alternativa, pero ¿qué pasa en la excepcionalidad? El ejemplo de Egipto para ilustrar la necesidad de contar con un plan alternativo en caso de que falle el plan A:

El gobierno de Egipto no apagó WikiLeaks: ¡apagó Internet entera! ¿Y qué hicieron los hackers activistas? Si en Egipto hay teléfono, pensaron, sigue habiendo posibilidad de conectarse por módem –como se hacía antes de la red ADSL. Los teléfonos modernos pueden funcionar como módems, pero hay que saber hacerlo. ¿Cómo podemos enseñar a los egipcios a conectarse a Internet por su teléfono móvil si no tenemos Internet para explicárselo? Por fax. Vamos a enviar faxes masivos, indiscriminados, a todos los faxes de Egipto posibles. Parecido a tirar octavillas, solo que por fa x. ¿Y adónde se van a conectar con sus móviles? A unos servidores que hemos montado específicamente para esto, y que hemos convertido en proveedores de Internet. Pero las conexiones por teléfono tienen poco ancho de banda. ¿Van a servir para algo? Sí, si en lugar de utilizar entornos gráficos volvemos a la línea de comandos. Vamos a poner también en los fax las instrucciones para chatear por línea de comandos. Ellos que nos digan por chat qué está pasando. Nosotros difundiremos eso y les explicaremos qué está pasando fuera. ¿Y no habrá represión? «Anonimizaremos» estas conexiones para que no pueda haberla. Hackers activistas de todo el mundo pudieron montar en tiempo real este dispositivo de emergencia porque tienen cuatro cosas: conocimientos, recursos, autoorganización en tiempo real y un horizonte compartido. Una historia muy interesante que ilustra la necesidad de otra forma alternativa de hacer las cosas.

Margarita, gran amante del software libre y la cultura hacker, nos habla del lado humano de los activistas, su necesidad de vivir en condiciones dignas. Nos cuenta: La necesidad de los hackers activistas de mantenerse y salir de la precariedad, pues los conocimientos y los recursos cuestan dinero, tiempo y voluntad, ha hecho surgir empresas con orientación política: empresas como guifi.net, lorea.org y oiga.me que plantean alternativas al actual funcionamiento de la Red.

Otro acontecimiento-volviendo a España- de los favoritos de Margarita, la publicación del Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet. Realizado con motivo de la publicación del borrador de la Ley Sinde, la repercusión del manifiesto fue tal que el Ministerio de Cultura se reunió con 14 de los coautores del manifiesto.

La cena del miedo

Con motivo de la Ley Sinde y la polémica que esta había generado el Ministerio de Cultura realizó una serie de reuniones con numerosas figuras de la industria de la cultura para acercar posiciones. El 7 de enero de 2011 Amador Fernández-Savater- editor vinculado a la cultura libre- asistió a una de estas reuniones con la ministra Sinde y varias figuras relevantes de la industria cultural española: Álex de la Iglesia, Muñoz Molina, Elvira Lindo, Juan Diego Botto y algunos más.

La paradoja es que el único defensor de la cultura libre que asistió fue Amador- las circunstancias por las que fue invitado a la cena aún son desconocidas- y ante la situación que vivió redactó una carta que tuvo grandísima repercusión. El País la publicó días después en su sección de cultura.

En ella relata cómo los asistentes se veían asustados por lo que venía, incapaces de encontrar una solución a la compartición y copia de archivos a través de Internet. Veían a los consumidores como ladrones que se aprovechaban del trabajo de otros, ávidos por encontrar cultura gratuíta en la red.

Las reacciones no se hicieron esperar y algún asistente contestó, como Alex de la Iglesia con esta respuesta en la que afirma que no todo lo que cuenta es cierto, y que nadie tiene miedo a Internet y a lo nuevo.

Margarita cree que el éxito de la carta fue que describió la cena sin presentar una confrontación, buscando puntos en común con los asistentes. A raíz del éxito de esta carta se cuestiona el modelo-denuncia, pues opina que solo convence a los convencidos. Margarita defiende el evitar la crítica frontal y hablar en primera persona evitando el nosotros.

Conclusiones

Finalizamos con los siguientes párrafos que para nosotros resume muy bien lo desarrollado en el libro:

Los episodios de cualquiera cierran el itinerario de las experiencias elegidas, todas ellas muy distintas entre sí tanto en objetivos como en escala y en maneras de hacer. WikiLeaks y Anonymous operan globalmente; Hacktivistas es local. Anonymous y Hacktivistas son horizontales; WikiLeaks es vertical. WikiLeaks y Anonymous usan la opacidad; Hacktivistas la transparencia. Anonymous y WikiLeaks se mueven en el filo de la legalidad; Hacktivistas no traspasa esa barrera. WikiLeaks es centralizado; Anonymous es descentralizado. Anonymous lleva máscara, Hacktivistas da la cara. WikiLeaks es personalista, Anonymous es anónimo...

Distintas e incluso antagónicas maneras de luchar, pero que se formulan las mismas preguntas: cuáles son los instrumentos más adecuados y las herramientas más idóneas, cómo organizar- se y para hacer qué, y qué habría que llevar en el kit de la lucha en Internet


El kit de la lucha en Internet está cambiando en todo momento y por tanto debe ser actualizado continuamente.

Extras

En España a raíz del Cablegate se descubrieron presiones de la embajada estadounidense en España para enterrar el caso de José Couso , y para impulsar la Ley Sinde.

El ciberpunk es un tema recurrente en todo el libro, y en las charlas la autora.

La contracultura hacker, tema que sobrevuela por todo el libro, es uno de los aspectos que domina la autora.

El ciberespacio: sin derechos reconocidos, aún por delimitar, es otro de los temas recurrentes que trata Margarita en su obra. Desde el nacimiento del ciberespacio estos derechos se han ido intentando concretar, en una lucha de poderes. Sin embargo a día de hoy siguen sin existir unos derechos concretos.

Autores

  • Ignacio Iker Prado Rujas
  • Enrique Ballesteros Horcajo