Plataformización del Mercado Laboral

From FdIwiki ELP
Jump to: navigation, search
“El 15% de la fuerza de trabajo independiente ya ha usado alguna plataforma digital P2P bajo demanda para generar ingresos de cualquier tipo, lo que supone el 4% de la población en edad laboral”.

El mercado laboral evoluciona constantemente, eso es un hecho. En estos momentos también, pero en este caso abandonamos la idea de mercado laboral que tenemos de nuestro padres para abordar un nuevo paradigma: las plataformas.

Avances y conceptos como el SaaS (Software as a Service), el cloud, los avances en Inteligencia Artificial, el Blockchain y el triunfo de la subcontratación derivan ahora en un nuevo modelo de negocio. La plataformización es un concepto que ha surgido recientemente pero que está irrumpiendo a nivel global. Este artículo está muy relacionado con otro nuevo concepto: el de economía colaborativa


Plataformas

Recientemente, han entrado en juego nuevas formas de aproximarse al mercado laboral y la vieja ley de la oferta y la demanda. La plataformización surge de la transformación de estas nuevas aproximaciones. Un individuo tiene ahora, gracias a los medios digitales, capacidad para realizar una actividad económica a nivel global sin necesidad de un conglomerado empresarial como los que han dominado los últimos años. El éxito de empresas como Airbnb, Uber, Wallapop o Blablacar irrumpe en el mercado revolucionando la relación cliente-empresa, empresa-empresa y empresa-empleado.

Se está creando una relación mucho más directa entre personas que necesitan algo y personas que pueden ofrecerlo. De esta forma, tras poner a ambos agentes en contacto directo, se produce una contraprestación generalmente con ánimo de lucro. A este nuevo concepto, Adigital (Asociación Española de la Economía Digital) lo ha definido recientemente como economía bajo demanda. Un modelo que ya estaba experimentando un crecimiento exponencial en campos como la provisión de servicios en la nube (cloud) y el SaaS.

Por último, se debe destacar el carácter temporal de los servicios ofrecidos por estas nuevas empresas. Ahora que el servicio es temporal, no hay producto como tal, se da prioridad al acceso antes que a la propiedad.

Consecuencias Inmediatas

Actualmente, el debate sobre la evolución de este nuevo modelo de negocio se fragua fervientemente sobre las mesas de economistas y expertos en relaciones laborales. Por lo pronto, el uso de sistemas digitales (normalmente a través de aplicaciones móviles o portales web), provoca un desplome de los precios de producción y el uso de servicios en la nube (caracterizados por su gran elasticidad y bajo coste) hace que, incluso con activos iniciales bajos, aumente la eficiencia. Este drástico aumento de la eficiencia inmediata permite a la nueva empresa tener ventajas con la competencia, especialmente sobre aquellas empresas que incurren en enormes gastos fijos por infraestructuras físicas.

Dado el éxito de estas nuevas plataformas, es lógico pensar que la eficiencia provoca una gran ventaja dentro del mercado y, como consecuencia directa, una mejor posición. Las empresas deben de reciclarse a sí mismas para poder seguir siendo competitivas aumentando la eficiencia. El uso de la Inteligencia Artificial, el Machine y Deep Learning y el cloud son herramientas que están experimentando una popularidad inmensas debido a esta situación.

Expertos en economía y relaciones laborales están mostrando su preocupación por el estado legal en el que se encuentra este nuevo modelo de empresa. Por ello, actualmente, se están realizando muchos esfuerzos para parametrizar la situación. Todos llegan a un mismo consenso: se deben crear nuevas leyes que regulen el nuevo mercado laboral.

Posibles predicciones a largo plazo

A continuación se muestra una lista de predicciones a largo plazo que se han puesto sobre la mesa:

  • La introducción del Blockchain y de la posibilidad de introducir un intermediario objetivo y robusto hace que algunos expertos teman por el estado de la contratación en los próximos años. Algunos apuntan a una futura empresa que sea comprendida exclusivamente por una inteligencia artificial que, según lo que vaya requiriendo, vaya contactando con personas que trabajen bajo demanda de forma autónoma. Sería el fin de la contratación tal y como la conocemos.