Filtrado de Noticias Falsas en Facebook

From FdIwiki ELP
Jump to: navigation, search

Motivación

En las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016 hubo polémicas con noticias falsas que fueron difundidas vía Facebook y pudieron influir en el resultado de las elecciones. Varias de estas noticias falsas atacaban a Hillary Clinton, la candidata demócrata, o ensalzaban a Donald Trump, candidato republicano y a la postre ganador de las elecciones. La naturaleza sensacionalista de muchas de estas noticias llevaba a que se expandieran como la pólvora y llegaran a muchos votantes. Estas 5 noticias falsas fueron las más populares:

El Papa Francisco respalda a Donald Trump

Aparece muerto el agente del FBI sospechoso de haber filtrado los emails de Hillary

Wikileaks confirma que Hillary vendió armas al ISIS

Según la ley Hillary está descalificada para puestos federales

Hillary admite en un correo que es la fundadora del ISIS.

Entre ellas sumaron 3.771.000 reacciones, shares y comentarios en Facebook, por 2.573.000 de las 5 noticias más populares de medios tradicionales.

En otras partes del mundo también ha habido casos similares, como la noticia de que una turba de refugiados quemaba una iglesia en Alemania. Lo que llevó a Angela Merkel a amenazar a Facebook con sanciones de medio millón de euros por mostrar noticias falsas.

Implantación del sistema de filtrado

El 15 de enero de 2017, en la conferencia DLD de Munich, Facebook anuncia que va a implantar en Alemania el sistema de filtrado de noticias. No se anuncia ninguna fecha definitiva. El sistema permitirá a los usuarios marcar noticias como sospechosas para que una organización independiente, en el caso de Alemania la agencia Correctiv, investigue la veracidad de la noticia. Se dará más prioridad a las noticias que se marquen más veces como sospechosas. Las noticias falsas no serán retiradas, pero si serán marcadas como tal y se notificará a los usuarios que la hayan compartido. Se planea expandir el sistema al resto del mundo, en Estados Unidos será el Instituto Poynter el encargado de las comprobaciones. No hay noticias de quién será el que haga lo propio en España.

Imperfecciones del sistema

Hay noticias muy factuales cuya veracidad se puede demostrar o refutar fácilmente, como unas declaraciones o un atentado, que han tenido lugar o no. Sin embargo hay noticias que no son tan claras por ser opiniones, o del tipo "Crecen los rumores de...", o "Fuentes cercanas al presidente aseguran que...", cuya falsedad es difícilmente demostrable.

También hay temas donde no existe un consenso sobre lo que es verdad o no. Por tomar un ejemplo, hay estudios que señalan a la eficacia de los tratamientos homeopáticos, y otros que señalan todo lo contrario. ¿Recae en la agencia verificadora estudiar el rigor científico de estos estudios? ¿Debe posicionarse en el debate y refutar todo lo que indique lo contrario? Por mucho que el grupo intente no hacerlo, estará formado por personas que tienen opiniones.

Lo más preocupante es que el sistema de noticias falsas lleve al usuario a pensar que todo lo que no esté marcado como falso es verdadero, y se les de más credibilidad a artículos como los aquí mencionados que siendo falsos simplemente no se pueden refutar.

Precauciones del usuario

El sistema que plantea Facebook funcionará si y solo sí los usuarios están atentos y marcan las noticias como sospechosas. La mayor parte de noticias falsas provienen o de sitios falsos que buscan generar una gran cantidad de tráfico en poco tiempo antes de cerrar y reaparecer con otro nombre, o de grupos con ideologías extremas que buscan decirle a sus afines lo que quieren oír, e influir en lo posible al resto de la población. Por tanto, antes de compartir una noticia, es recomendable leerla enter, no solo el titular, y fijarse la página de la que procede la noticia. La sección "Acerca de nosotros" puede dar pistas de la credibilidad de la página. Aparte de eso, una noticia chocante y verdadera generalmente tendrá repercusión en multitud de medios, si no es así deberíamos sospechar. Por último, será de vital importancia que el usuario no se dedique a marcar como falso todo con lo que personalmente no está de acuerdo o no le gusta.

Dilemas éticos

Está claro que las redes sociales tienen una gran influencia en la opinión de la gente. Por lo tanto, el poder controlar qué información se comparte y cuál se desacredita es algo que no se debe tomar a la ligera. ¿Quién garantiza que el órgano independiente seguirá siendo independiente? ¿Qué sabe Facebook de España como para juzgar si un grupo puede ser válido para esta tarea o no?

Más allá de eso, se está tratando a Facebook como si fuera una agencia que publica noticias. En la mayoría de periódicos online, se deja claro que no se hacen responsables de las opiniones de los usuarios en la sección de comentarios, ¿Porqué Facebook sí que debería hacerlo?

Se abre también el debate de si Facebook debería intervenir y no exponer a sus usuarios a noticias falsas, o sí Facebook debería ser un lienzo en blanco donde cada uno se expresa libremente, y actúa como un adulto para no creer todo lo que se lee.