Vigilancia y carnet del buen ciudadano en China

From FdIwiki ELP
Jump to: navigation, search

Establecer un sistema de puntuación de cada persona y que la cantidad de puntos afecte a nuestra vida. Esto es lo que ha propuesto China para sus ciudadanos, ha adquirido un sistema que permite identificar el sexo, edad, color de piel, rasgos y características de la ropa mediante 20 millones de cámaras.

El sistema de cámaras se basa en reconocimiento facial y machine learning, donde todo está conectado a la base de datos de la policía.

Face++ (asi es como se llama el sistema), ya forma parte de la tecnología a la que acuden las autoridades chinas, todo esto para que en un futuro pueda implementarse el sistema por puntos. En 2014, el gobierno chino declaró en un comunicado que declaraba la importancia de una sociedad armoniosa gracias a la honestidad, confianza e integridad de la ciudadanía.

Cómo funciona el carnet del buen ciudadano

Zhima es un programa de fidelidad que está regido por los puntos que reparte Alibaba en base a unos supuestos que aún no se han revelado pero que podrían incluir el comportamiento, la fiabilidad ante los bancos, la capacidad adquisitiva como el cumplimiento de contratos. “Alguien que dedica 10h a los videojuegos sería considerado un vago, sin embargo alguien que compra pañales de forma frecuente sería un buen padre” declaro el director de tecnología de Zhima.

Los que mantengan un alto nivel de puntuación tendrán privilegios como no tener que dejar depósitos a la hora de alquilar algunas cosas, prioridad para los visados o facilidades en los tramites de aeropuertos. Tener una alta puntuación se ha convertido un símbolo de estatus, tanto que lo publicitan en sus RRSS o en apps de citas.

Opiniones al respecto

Human Rights Watch considera que este plan es “aterrador” porque además de recopilar información privada, va a identificar y vigilar a personas que tienen un pensamiento fuera de lo normal según sus parámetros, y algunos lo comparan con las violaciones de la privacidad de Facebook o Google. Pero para los ciudadanos de China, esto no parece ser un determinante.

Además de todo eso, este sistema de puntuación tiene otros riesgos como alterar el comportamiento en zonas donde esta vigilancia no llega. La espontaneidad ya no será tan espontánea y todos los actos estarán controlados debido a las posibles represalias, esto lleva al ciudadano a un aumento del estrés y la presión en toda su vida, cosa que puede dañar su salud. Otra desventaja es la búsqueda constante de la aprobación social hasta llegar a la obsesión, esto es algo que ya se en algunas situaciones de la vida cotidiana debido a las redes sociales, pero no en todas como podría ser el caso del sistema por puntos, aunque en principio la puntuación no se comparte con el resto del mundo.

Por último este sistema puede desembocar en la venta de datos privados a otras compañías para alterar nuestra opinión como ya ha pasado con el escándalo de Cambridge Analytica y Facebook .

Enlaces externos