Trabajo:Charla sobre el peligro de las redes sociales. 12 años

From FdIwiki ELP
Jump to: navigation, search

El día 17 de Diciembre de 2014, los estudiantes de la Facultad de Informática de la UCM Jennifer Hernández, L.M.C., Diego González y Jesús Doménech impartimos una conferencia sobre privacidad en las diferentes redes sociales a los alumnos de primero de la ESO del Colegio Amor de Dios de Alcorcón.

En ella se ha intentado concienciar a los jóvenes sobre la problemática de la seguridad de los datos personales en Internet y los riesgos potenciales de la publicación de información sensible en redes sociales.

Se realizaron dos charlas de aproximadamente 50 minutos a cada uno de los grupos de 1º de la ESO, con la siguiente estructura: Introducción Encuesta Juego Recomendaciones

Como resumen y para ampliar la información, se he creado la siguiente web donde se pueden ver las conclusiones, las encuestas y los distintos juegos que se han realizado. La página web está alojada en GitHub, por lo que aquel que quiera continuar el trabajo puede hacer un push sobre el repositorio y continuar con el trabajo.

Sobre los autores y este trabajo

  • Autores: Jennifer Hernández Bécares, Jesús Javier Doménech Arellano, Diego González Domínguez, L.M.C.V.
  • Carrera y Grupo: Doble grado en Ingeniería Informática y Matemáticas. Grupo A. Curso 2014/2015

Introducción

En primer lugar se realizó una pequeña charla a los alumnos para saber qué conocimiento tenían sobre la privacidad en Internet.

Los alumnos ya disponían de conocimientos básicos sobre seguridad, gracias a otras charlas que habían recibido sobre el tema, pero todavía actúan de manera descuidada en ciertos temas qué podría afectar a su privacidad


Encuestas

Para conocer el comportamiento de los alumnos respecto a las redes sociales se les pasó un formulario para rellenar, cuyos resultados pueden verse en el siguiente enlace.
¿Crees que tienen peligro las redes sociales?

Durante el desarrollo de la actividad, surgieron algunas cuestiones como pueden ser:

  • “¿Tengo que escribir todos mis datos?”
  • “¿Tengo que poner obligatoriamente mi edad?”
  • “¿Vais a enseñarle a nuestros padres lo que hemos escrito aquí?”
  • “¿Qué respondo en esta pregunta si no tengo Twitter?”.

Analizando dichos resultados, llegamos a las siguientes conclusiones:

  • Los entrevistados son 103 adolescentes de entre 12 y 13 años de 1º de la ESO con una distribución aproximadamente idéntica entre chicos y chicas.
  • Casi todos ellos tienen alguna clase de móvil, y para la gran mayoría de ellos es un Smartphone
  • Las principales redes sociales que usan son WhatsApp e Instagram, que usan para comunicarse con sus amigos y compartir fotos. Otras redes sociales que usan son Twitter, Facebook o Tuenti, aunque con menos frecuencia.
¿Qué redes sociales utilizas?
  • La mayoría de ellos usa las redes sociales con bastante frecuencia (al menos una vez al día), que es parecido al porcentaje que tienen Smartphone. El resto de ellos también reconoce que, aunque con menos frecuencia, también acceden a este tipo de redes al menos una vez por semana.
  • Analizando el material que suben a Internet, un tercio de los alumnos reconoce que sube fotos sin demasiado cuidado y otro tercio al menos considera pedir permiso si hay más personas en la imagen, mientras que el resto dice que nunca publica fotos suyas.
  • Cuando se les pregunta sobre ese mismo comportamiento, pero de sus amigos, se observa que su percepción difiere respecto de lo anterior: la mayoría considera que sus amigos suben fotos suyas, tanto si tienen su permiso como si no.
  • Por último, casi todos ellos reconocen que existe alguna clase de peligro en las redes sociales. Sin embargo, es preocupante que algunos de los alumnos consideren que no hay ningún peligro (por suerte, solo 3 de ellos), o que no saben a lo que nos referimos con “peligro”, cosa que esperamos haber solucionado a menos parcialmente con las recomendaciones que les hicimos al final de la charla.

Juego

Para hacer la charla más amena, se les propuso un juego en el que debía participar toda la clase: se repartiría a cada alumno una frase de las que suelen aparecer en las redes sociales, como Mi hermana se ha echado novio y no me cae bien o Este finde estoy solo en casa!!, y a continuación deben colocarla en una bolsa que representa a cada red social, de acuerdo a si consideran que es adecuada publicarla, o por el contrario, pueden conservarla por considerar que es inapropiada para compartir.

En demasiados casos observamos que se publicaban frases sin tener en cuenta la privacidad de la red, o de las consecuencias que estas podrían tener. A partir de esto les hicimos una serie de recomendaciones para que tuvieran en cuenta a partir de entonces y de esa manera reducir los riesgos potenciales de la publicación de información sensible en redes sociales.

Los resultados pueden verse en este enlace


Comentarios y conclusiones

La primera cosa que queremos hacer notar es la gran diferencia de comportamiento que existía entre los asistentes a la primera charla y los asistentes a la segunda. Mientras que en la primera charla la mayoría usan como red social Twitter y en general tienen poco cuidado a la hora de clasificar y publicar ciertas cosas, en la segunda charla predominaba el uso de WhatsApp para comunicarse. Además, tuvimos muchísima dificultad en encontrar alguna frase mal colocada en las distintas redes sociales, lo que indica que son más conscientes de los peligros que puede haber en la red (incluso a pesar de que también publiquen cosas indebidas en la vida real).

A pesar de lo anterior, fue muy chocante el comportamiento de los chicos en esa segunda charla. Había muchas personas (sobre todo chicas) que parecía que querían destacar, y no en el buen sentido. Por poner un ejemplo, una de las frases que tenían que clasificar era "He sacado un 6 en el examen, como se entere mi madre ufffff se lía". Una chica nos pidió cambiar su frase porque, y citamos literalmente: “Yo nunca sacaría un 6, yo nunca apruebo, así que no podría poner eso”.

Otra cosa a destacar es que hubo personas que cuando les contamos para qué les estábamos haciendo clasificar las frases, fueron conscientes del descuido que habían cometido y nos pidieron que les dejáramos cambiar las frases de lugar. En concreto, la frase siguiente: "Tú, no se lo digas a nadie, pero le he dicho a Pepe que a Laura le gusta otro… Ahora solo tengo que conseguir que me haga caso a mí jajajaja" fue clasificada en Twitter inicialmente. Al comentar que queríamos ver cómo de cuidado tenían a la hora de publicar cosas, el chico que la había clasificado dijo: “mierda, pues la he liado mucho…”.

A lo largo de la charla les fuimos haciendo distintas preguntas. Por ejemplo, les preguntamos si tenían Twitter (casi todas las manos levantadas en respuesta) y que si lo tenían abierto o cerrado. En la primera de las clases, sólo dos personas tenían el Twitter cerrado, mientras que en la segunda clase, sólo unas 7-9 personas disponían de Twitter y casi todas ellas lo tenían privado. Les preguntamos por qué lo tenían abierto a los que lo tenían de ese modo. En ambas clases, la respuesta generalizada fue que lo querían tener abierto porque si no nadie podía hacerles retweet ni marcar un tweet suyo como favorito. Intentamos hacerles ver que a su edad lo mejor era tenerlo cerrado o enviarse las cosas importantes por otros medios, pero la realidad es que no supimos cómo rebatir el argumento anterior, ya que el uso de Twitter se basa en gran medida en el reconocimiento que te dan los demás. Si no pueden hacerte retweet o marcar favorito, la red social pierde su sentido, porque es como si nadie estuviera leyendo lo que escribes.

Por último, se mencionaron otro par de temas importantes de los que hemos hablado en la asignatura de Ética, Legislación y Profesión. Se intentó hacer ver a los chicos que cualquier cosa que publicaran podría afectarles profesionalmente en un futuro, que las empresas compraban y vendían toda la información de la que disponían por haberla recogido de los datos personales publicados en internet. Entendemos que aun no les preocupa mucho su futuro, porque lo ven lejano, pero nos pareció importante hacer notar que todo lo que hagan les va a afectar. Por otro lado, se habló de que publicar fotos en internet sobre alguien que no te ha dado tu permiso puede ser muy grave e incluso puede ser denunciado. Este fue un tema sobre el que hicieron muchas preguntas, les interesaba saber si te podrían denunciar por salir en una foto que te haces en la calle. Se les explicó que a la hora de publicar una foto, cada persona que aparezca en esa foto tiene que haberte dado su permiso, pues de lo contrario estarás publicándolo en contra de su voluntad y posiblemente no sea de su agrado.

Futuro

Este proyecto lo hemos llevado a cabo con una segunda intención. Ver la progresión a lo largo de los años de como los niños son más o menos conscientes del peligro de la red. Por eso invitamos a futuros alumnos de ELP a realizar un trabajo similar continuando este pudiendo realizar gráficas con sus resultados y los nuestros. En la web que indicamos hemos dejado en formato csv los resultados de nuestras encuestas y la clasificación de las frases que realizaron los niños para que juntándolo con vuestros futuros datos podáis obtener conclusiones o resultados más fácilmente.

Referencias externas