Trabajo:Cómo dar una presentación

From FdIwiki ELP
Jump to: navigation, search

El objetivo de esta página es reunir una serie de consejos a la hora de realizar una presentación, conferencia, charla o similar en público. Este puede ser el caso en la presentación de un trabajo final de carrera, una presentación en el trabajo, en un congreso, etc.

Antes de la presentación

A la hora de hacer cualquier tipo de exposición en público es esencial la preparación previa, la cual debe realizarse con suficiente antelación al momento de la presentación. Algunos consejos para prepararla son los siguientes:

Material para la presentación

En la mayoría de las situaciones, es conveniente llevar como soporte de la presentación algún tipo de material visual: un PowerPoint, pdf o algún otro tipo de diapositivas similares. Este material debe estar bien preparado con antelación para que a la hora de presentarlo uno se haya familiarizado lo suficiente con el mismo. Las diapositivas no deberían tener demasiado texto pues la presentación podría conventirse en una mera lectura de las diapositivas. Se pueden incluir diagramas, gráficos, imágenes o cualquier otro tipo de material que apoye a la exposición oral del ponente.

Además, podría querer incluirse en la presentación algún tipo de vídeo o demo. En estos casos hay que tener en cuenta diversos aspectos:

  • En caso de un vídeo, es preferible siempre llevarlo físicamente que tener que conectarse a internet para verlo, puesto que la conexión a internet puede fallar en el lugar en el que se realice la presentación.
  • Para los vídeos o demos hay que tener en cuenta el sonido. La acústica de la sala puede dificultar un buen entendimiento del audio e incluso impedir que se entienda el mensaje que queramos transmitir. Es preferible mostrar un vídeo o demo sin audio y que el ponente vaya comentando encima lo que ocurre en cada momento.

Ensayar la presentación

Es importante en la preparación previa desarrollar un guión y ensayar (si es con algún tipo de público mejor) la exposición, pues sirve para medir tiempo y ganar seguridad de cara a la presentación real. Un asunto a tener en cuenta es el tiempo de la presentación: si nos dan, digamos 15 minutos para la presentación, es aconsejable prepararlo para alguno menos, por ejemplo para 14 minutos. Siempre es posible que a la hora de exponerlo nos alarguemos más, y el prepararlo de esta manera nos asegura que en caso de que nos hagan cumplir el tiempo estrictamente siempre vamos a poder acabar a tiempo. Es preferible terminar un poco antes que pasarse del tiempo establecido, lo cual genera una peor sensación entre aquellos que estén presentes en la exposición.

Durante la presentación

Dónde colocarse

Es conveniente si es posible conocer antes el lugar en el que se va a realizar la presentación pues puede darnos mucha información y ayudarnos a preparar la presentación. En una presentación con pantalla, el lugar ideal en el que debe estar la persona que habla es junto a la misma, puesto que lo normal es que esta persona centre la atención del público al estar hablando y debería estar en sintonía con lo que se muestra en pantalla. Si la persona se aleja, desvía la atención a donde sea que se mueve y la aleja de la pantalla. Esto puede usarse a nuestro favor si alguna diapositiva es menos importante pero en general deberíamos situarnos junto a ella.

Expresión corporal

La actitud que mantengamos durante la presentación también es importante. El problema principal de esto suele estar en las manos y brazos: cruzados da impresión de actitud defensiva, las manos detrás de la espalda sensación de ocultar algo... lo ideal sería tener las manos cruzadas delante del cuerpo, lo que puede ayudarnos a controlar también los nervios. Otra opción, que enlaza también con lo anterior, es aprovechar nuestra posición junto a la pantalla y utilizar el brazo para señalarla, aunque no estemos exactamente hablando de lo que señalemos, la sensación de cara al público es positiva.

Presentación grupal

En este caso particular, podemos seguir todas las recomendaciones anteriores pero hay que tener en cuenta otras además. Si van a hablar diversas personas, debe ensayarse aún más la presentación, cuidando las transiciones entre personas y que no se repita el contenido.

Además, si mostramos una demo, podemos tener a una persona manejando el ordenador o portátil, y por tanto, manejando lo que se muestra en pantalla, mientras otra persona es la que habla al público. En este caso se requiere una gran coordinación entre ambos (fruto también de bastante ensayo previo). Sin embargo, puede haber conflictos si el que maneja el ordenador hace algún cambio a destiempo o si el que habla se equivoca en el orden de su exposición. En estos casos problemáticos, es recomendable que el que mande sea el que está hablando. Esto se debe a que esta persona tiene mayor presión pues como se ha comentado antes es la que centra la atención del público y además lo más común es que la persona que maneja lo que se muestra en pantalla tenga mayor facilidad de corregir y adaptarse a lo que está contando su compañero, incluso si ha sido este último el que ha cometido algún error.

Trabajo realizado por

Cristina Alonso Fernández, Doble Grado Ingeniería Informática y Matemáticas, 5º A. Curso 2015-2016.

Véase también